2 Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados; y con la medida con que medís, os volverán a medir