16 porque sus pies correrán al mal, e irán presurosos a derramar sangre