22 ¿No yerran los que piensan mal? Pero los que piensan bien alcanzarán misericordia y verdad