9 ¿Quién podrá decir: Yo he limpiado mi corazón; limpio estoy de mi pecado