2 Honra de Dios es encubrir la palabra; mas honra del rey es escudriñar la palabra