16 que pasó el viento por ella, y pereció; y su lugar no la conoce más