8 el cual tornó la peña en estanque de aguas, y en fuente de aguas la roca