6 Entonces no sería yo avergonzado, cuando mirara en todos tus mandamientos