12 con mano fuerte, y brazo extendido, porque para siempre es su misericordia