7 Bendeciré al SEÑOR, que me aconseja; aun en las noches me enseña mis riñones