13 Levántate, oh SEÑOR; prevén su encuentro, póstrale; libra mi alma del malo con tu espada