7 Todos los que me ven, escarnecen de mí; estiran los labios, menean la cabeza, diciendo