8 Te haré entender, y te enseñaré el camino en que andarás; sobre ti fijaré mis ojos