9 No tomaré de tu casa becerros, ni machos cabríos de tus apriscos