1 En ti, oh SEÑOR, he esperado; no sea yo confundido para siempre