63 El fuego devoró sus jóvenes, y sus vírgenes no fueron loadas en cantos nupciales