9 Ciertamente cercana está su salud a los que le temen; para que habite la gloria en nuestra tierra