17 Se lo confirmó a Jacob como un decreto
y al pueblo de Israel como un pacto eterno: