9 Entonces el Señor
le habló a Gad, el vidente de David, y le dio este mensaje: