8 También contribuyeron con gran cantidad de piedras preciosas, que se depositaron en el tesoro de la casa del Señor
al cuidado de Jehiel, un descendiente de Gersón.