18 Además,
«Si el justo a duras penas se salva,
¿qué será de los pecadores que viven sin Dios?»
.