4 Así, cuando venga el Gran Pastor, recibirán una corona de gloria y honor eternos.