28 Entonces el hombre de Dios fue a ver al rey de Israel y le dijo: «Esto dice el Señor
: “Los arameos han dicho: ‘El Señor
es un dios de las montañas y no de las llanuras’. Así que derrotaré a este gran ejército por ti. Entonces sabrás que yo soy el Señor
”».