2 Entonces el Señor
se le apareció a Salomón por segunda vez, como lo había hecho en Gabaón.