30 »Por lo tanto, el Señor
, Dios de Israel, dice: prometí que los de tu rama de la tribu de Leví
me servirían siempre como sacerdotes. Sin embargo, honraré a los que me honran y despreciaré a los que me menosprecian.