3 Terminada la batalla, las tropas se retiraron a su campamento, y los ancianos de Israel se preguntaban: «¿Por qué permitió el Señor
que los filisteos nos derrotaran?». Después dijeron: «Traigamos de Silo el arca del pacto del Señor
. Si la llevamos con nosotros a la batalla, nos salvará
de nuestros enemigos».