3 Como ven, no predicamos con engaño ni con intenciones impuras o artimañas.