17 Nunca dejen de orar.