8 Cuando Asa oyó este mensaje de Azarías el profeta,
se armó de valor y quitó todos los ídolos detestables de la tierra de Judá y de Benjamín, así como de las ciudades que había conquistado en la zona montañosa de Efraín. Además reparó el altar del Señor
que estaba frente a la antesala del templo del Señor
.