20 Entonces el Espíritu de Dios vino sobre Zacarías, hijo de Joiada el sacerdote. Se puso de pie delante del pueblo y dijo: «Esto dice Dios: “¿Por qué desobedecen los mandatos del Señor
e impiden su propia prosperidad? ¡Ustedes han abandonado al Señor
, y ahora él los ha abandonado a ustedes!”».