20 y el Señor
escuchó la oración de Ezequías y sanó a la gente.