33 Josías quitó todos los ídolos detestables de toda la tierra de Israel y exigió que todos adoraran al Señor
su Dios. Durante el resto de la vida de Josías, no se apartaron del Señor
, Dios de sus antepasados.