7 Luego los sacerdotes llevaron el arca del pacto del Señor
al santuario interior del templo —el Lugar Santísimo— y la colocaron bajo las alas de los querubines.