11 Aun los ángeles, que son mucho más grandes en poder y fuerza, no se atreven a presentar de parte del Señor
cargos de blasfemia en contra de esos seres sobrenaturales.