10 —¿Qué haremos ahora? —clamó el rey de Israel—. El Señor
nos ha traído a los tres aquí para que el rey de Moab nos derrote.