1 David y Siba
Cuando David pasó un poco más allá de la cima del monte de los Olivos, Siba, el siervo de Mefiboset,
lo estaba esperando. Tenía dos burros cargados con doscientos panes, cien racimos de pasas, cien ramas con frutas de verano y un cuero lleno de vino.