19 Me atacaron en un momento de angustia,
pero el Señor
me sostuvo.