18 Cuando terminó de ofrecer los sacrificios, David bendijo al pueblo en el nombre del Señor
de los Ejércitos Celestiales.