17 »Sin embargo, Jerusalén
será un refugio para los que escapen;
será un lugar santo.
Y el pueblo de Israel
regresará
para reclamar su herencia.