10 »Mi pueblo ha olvidado cómo hacer lo correcto
—dice el Señor
—.
Sus fortalezas están llenas de riquezas
obtenidas por el robo y la violencia.