17 Después vino otro ángel desde el templo que está en el cielo, y él también tenía una hoz afilada.