13 Debes obedecer siempre los mandatos y los decretos del Señor
que te entrego hoy para tu propio bien.