7 ¡Pero tú sí viste con tus propios ojos que el Señor
llevó a cabo todas esas obras poderosas!