2 Tú fuiste separado como pueblo santo para el Señor
tu Dios, y él te eligió entre todas las naciones del mundo, para que seas su tesoro especial.