8 Durante los seis días siguientes, no comerás pan preparado con levadura. El séptimo día también proclámalo santo en honor al Señor
tu Dios, y ese día nadie hará ninguna clase de trabajo.