28 El Señor
te castigará con locura, ceguera y pánico.