10 No añores «viejos tiempos»;
no es nada sabio.