20 No hay una sola persona en la tierra que siempre sea buena y nunca peque.