8 Él desbordó su bondad sobre nosotros junto con toda la sabiduría y el entendimiento.