25 También ata los otros extremos de los cordones a las monturas de oro que van sobre las hombreras del efod.